miércoles, 2 de enero de 2013

Circular al nacimiento del Río Guadalquivir

La ruta que os presento hoy, ha consistido en darme un bonito y espectacular paseo de casi 30 km por la ribera del río Guadalquivir, en su nacimiento:
Puente de las Herrerías-JF 7092-nacimiento del río Guadalquivir-Cañada de las Fuentes-Pradera de Navahondona-Lancha del Hoyazo-Puente de las Herrerías.
Casi toda la ruta discurre por una buena pista apta para todo tipo de vehículos, que une el poblado de Vadillo-Castril con Quesada y Tíscar. Este recorrido también nos lleva al Valle de los Tejos Milenarios cuyo desvío se encuentra un poco por encima de la Cañada de las Fuentes y también nos lleva al Pino de las Cruces y la subida a Puerto Llano, hasta este lugar se puede acceder en un coche normal, inicio de la ascensión al Pico Cabañas, uno de los más altos del Parque Natural, aunque en vez de seguir estas indicaciones por la pista principal, al llegar al cruce que indica para los anteriores lugares, he cogido el desvío y la pista que va hacia abajo y que indica Puente de las Herrerías.

Datos del gps:
Ubicación de la ruta: Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas; dentro de este grupo está situado dentro de la Sierra de Cazorla.
Fecha: 21-11-2012.
Realizada: Eduardo.
Duración: 6h30.
Distancia: 28,6 km.
Altura máxima: 1.603 metros.
Altura mínima: 989 metros.
Desnivel máximo: 614 metros.
Ascenso acumulado: 1.200 metros.
Descenso acumulado: 1.161 metros.
Máxima pendiente: 24,5 %.
Pendiente en descenso: 32 %.
Velocidad media: 4,3 km/h.

Dificultad: ruta fácil pero muy larga; todo el recorrido va por pista forestal en buen estado y muy bién indicada, en todos los cruces tienes indicaciones de los diferentes destinos a los que puedes acceder.

Tipo de recorrido: circular y enteramente por pista forestal en buen estado; 100 % para bicicleta de montaña y todoterreno; el que vaya en todoterreno, que se informe antes de si va a estar abierto el control del Puente de las Herrerías (el que está abajo, antes de cruzar el Puente), ya que si  realiza la ruta y no está abierto, tendría que darse la vuelta y serían 30 km más.

Época recomendada: creo que cualquier época del año es buena para visitar este bonito rincón de la Sierra de Cazorla.

Avituallamiento líquido: hay alguna fuente a la orilla de la pista, Fuente de los Rasos un trozo antes del nacimiento del Guadalquivir, y en el área recreativa de la Cañada de las Fuentes.

Ahora paso a mostrar las fotos de la ruta:

Foto sacada desde el Puente de las Herrerías, en el inicio de la ruta.
Desde el Puente de las Herrerías hacia arriba.
Esta es la JF-7092, que nos lleva al nacimiento del Guadalquivir.
La pista me lleva por zonas de mucha vegetación.
Entre toda esa fronda, se intuye la Casilla del Calerón; tiene pinta de enorme complejo turístico.
Sigo por la pista, y este es uno de los controles que existen para el acceso al nacimiento del Guadalquivir; este control, también tiene horario de apertura y cierre y te indica lo que está permitido y prohibido en la zona de influencia; me encontré con los del Seprona.
Los Poyos de la Mesa y su masa forestal.
Fronda y abajo, muy abajo, el discurrir del río Guadalquivir por su cañón.
En el centro de la foto, La Casilla del Calerón.
Zona del Castellón de los Ciervos, es un pequeño monte, después de pasar la Casilla del Calerón.
Desde el mismo sitio que la foto anterior, pero dirigiendo la mirada hacia el Guadalquivir, que discurre muy abajo.
Sigo en la zona del Castellón de los Ciervos.
En este punto el río Guadalquivir pasa por un sitio muy estrecho y la pista atraviesa por un túnel.
Saliendo del túnel por el que tiene que pasar la pista, me vuelvo a reencontrar con el río Guadalquivir; en este punto la pista vuelve a subir y me iré alejando del río progresivamente.
En esta zona la pista va ganando altura rápidamente y como se vé, el río desaparece en el fondo del valle y entre el frondoso pinar.
Por esa vaguada cae el Arroyo Amarillo y su tributario, el Arroyo de las Varas, que después pasaré próximo a su nacimiento.
La pequeñas cascadas, por esos enormes bloques de piedra, del Arroyo Amarillo y su tributario Arroyo de las Varas.
Sigo avanzando por la pista viendo el bonito contraste de colores entre el verde de los pinos y encinas, los amarillos de los quejigos y el blanco de las peñas; el río Guadalquivir se oye allá en el fondo del cañón, por el cual va encerrado.
Otra vez el río Guadalquivir bajando bravo por su cañón.
Puente que atraviesa el río Guadalquivir y creo que este camino nos lleva a través de la pradera de Navahondona y al Puerto de Juán Baco, pero como no lo he andado, no os lo puedo decir ciertamente.
Buen bosque de quejigos entre los pinos.
Casa forestal bien conservada, en la zona de Los Rasos, pegando al Arroyo Tejadilla.
Fuente de Los Rasos.
La pista se pega a la pared del Cerro de los Ríos y el río discurre por el fondo de su cañón, entre grandes pinos que se acercan hasta su orilla.
Aquí me encuentro en la zona de Navahonda, es un lugar muy guapo, donde el río Guadalquivir y la pista se encuentran otra vez próximos el uno al otro.
El río Guadalquivir salvando el desnivel, a través de pequeñas cascadas.
Una zona de aguas lentas del río Guadalquivir, en la zona de Navahonda, pegando al Puente de las Vegetas.
Sigo en la zona de Navahonda, dándome un paseo por la orilla del río y observando la vegetación que me rodea.
Zona de Navahonda.

Zona de Navahonda, el Puente de las Vegetas.
Desde el Puente de Vegetas hacia la zona entre el Cerro de los Ríos y el Cerro de los Viejos.
Pino enorme de Navahonda, una vez pasado el Puente de las Vegetas.
Continuo hacia el nacimiento del Guadalquivir y entre un claro del pinar, veo el pico que os he puesto en la anterior entrada del blog, el Pico Gilillo de 1.851 metros.
Me encuentro en el punto más alto de la pista, antes de llegar al nacimiento del río Guadalquivir; desde este punto la pista comienza a bajar hacia el nacimiento, pero las vistas son espectaculares.
Entro en la zona del nacimiento del río Guadalquivir; al llegar a un puente que cruza el río Guadalquivir, por el que sigue la pista, lo dejé y cojí el camino que sale a la izquierda y que te lleva al nacimiento, aunque después tuve que atravesar el río, para volver a salir a la pista que me lleva hasta la Cañada de las Fuentes.
Próximos al nacimiento; después atravesé por esas piedras el río, para subir por las escaleras a la pista.
Lugar del nacimiento del Guadalquivir; lo tuve que ver desde la pista y no pude ver la Placa de los Hermanos Quintero, había bastante agua.
Como veis, es el ficticio nacimiento del Guadalquivir, pero debido a que aquí se juntan los 3 arroyos que dan lugar al río Guadalquivir, han puesto su nacimiento en este lugar, que empieza con esta cascada.
Caseta forestal de la Cañada de las Fuentes.
Área Recreativa de la Cañada de las Fuentes.
Un poco por encima de la Cañada de las Fuentes.

Vista del nacimiento del Guadalquivir y la Cañada de las Fuentes, a medida que subía por la pista.

Por ahí cae el Arroyo de la Cueva de la Luz.
 
Al fondo, el Cerro Villalta o Aguilón del Loco 1.954 metros, pico al que ascendería unos días después.
Sigo el camino por un impresionante pinar; los pinos aunque en la foto no se vean muy grandes, eran enormes.
Llego al cruce, donde tengo que dejar la JF-7092 que se dirige hacia el Pino de las Cruces y el Puerto Llano y coger una pista bastante buena y que me lleva hacia el Puente de las Herrerías, que es donde dejé el coche.
Me encuentro en la zona de la Morra de los Palos; la pista principal JF-7092, la que se vé a la derecha, es la del Pino de las Cruces, Puerto Llano y subida al Cabañas; y la de la izquierda, que es por la que tengo que tirar, es la que va por la pradera de Navahondona, pasando próximos al Cerro de Navahonda y que se dirige hacia el Puente de las Herrerías.
Pasando cerca del Cerro de Navahonda, que se encuentra a la izquierda de donde voy transitando.
Cerro de Navahonda 1650 metros de altura.
Pradera de Navahondona.
Zona del Cerro del Toril, justo al lado contrario del Cerro de Navahonda.
Pradera de Navahondona y, al fondo, el Cerro de Navahonda.
En este cruce hay varios caminos y hay que seguir el que pone Puente de las Herrerías.
El camino sigue bordeando el Cerro Toril.
Bajando hacia el valle del Arroyo de las varas.
Panel de interpretación del bosque mediterráneo, por el cual estaba pasando.
Sigo descendidendo hacia el Arroyo de las Varas.
Al fondo creo que se encuentra el grupo montañoso que forma la llamada Cerrada del Pintor, donde nace el Arroyo de las Varas.
Arroyo de las Varas.
Cerca de donde se juntan el Arroyo de las Varas con el Arroyo Amarillo, está este panel interpretativo de la zona de lapiaz.
Lapiaz en la zona de los Ranchales, donde se juntan ambos arroyos.
Sigo en la zona de lapiaz de los Ranchales.

Salgo de la zona de lapiaz de los Ranchales y la pista se vuelve a introducir en un gran pinar.
Cortafuegos entre la zona de los Ranchales y la Espinareda.
Esta zona tiene buenos pinares.
Zona de grandes pinares de la Espinareda.
Poyos de la Mesa, entrando o próximo a la zona de las Lanchas del Hoyazo.

Panel interpretativo de la Geomorfología de todo el Parque.
Desde la Lancha del Hoyazo, justo en el centro de la foto, se vé la Casilla del Calerón, muy próxima al comienzo de la ruta.
Desde la Lancha del Hoyazo, la zona de la Loma de la Mesa.
Otra vez los Poyos de la Mesa, altiplanicie situada a 1.600 metros de altura.
Loma de la Mesa.
Otro panel interpretativo de la zona por donde transcurre la ruta.
En una de las grandes curvas que describe la pista, en el descenso que estoy realizando hacia el Puente de las Herrerías, me aparecen los cortados de Peña Halcón 1.660 metros; zona muy espectacular y un muy buen colofón final de ruta.
De aquí en adelante aún me quedan 2,5 km de ruta, pero se me hacía de noche y hubo que andar bastante ligero, pero no hay nada más que destacar, la ruta sigue aproximándose al río Guadalquivir a través de un espeso pinar, hasta salir al Puente de las Herrerías.
Decir que es una ruta larga y asequible, que comencé casi a las 12:30 horas, después de haber hecho la Cerrada de Utrero y terminé aproximadamente a las 18:45 horas, después de haber recorrido casi 30 km andando. Tener en cuenta que para ver el nacimiento del Guadalquivir, se puede hacer en coche, pero como a mí me gusta disfrutar del paisaje, me he permitido el hacerlo caminando y mostraros a través de fotos,esta otra forma de realizar la ruta.

Mapas de la ruta:


Ortofoto de la ruta.

Para ver el relieve de la ruta: https://maps.google.es/maps/ms?msid=217302378401661373866.0004d16eec2b76c075238&msa=0&ll=37.880409,-2.947083&spn=0.068559,0.153637&output=kml

Para ver el mapa topográfico: http://www2.ign.es/iberpix/visoriberpix/visorign.html?x=502344&y=4187992&zone=30&r=1212&visible=MAPA_MTN25

Gráfica de la ruta:
Solo me queda desearos a todos los que visitais el blog un Feliz Año 2013.

6 comentarios:

Javier González dijo...

Siempre resulta agradable, deleitarse con un entorno diferente al paisaje cantábrico. Sin duda, el bosque mediterráneo ofrece una singular belleza,
Saludos y lo mejor para el 2013

Montañas de Gordón dijo...

Que pasa torete....
Estos bosques mediterráneos y este paisaje tan diferente al que tenemos por estos lares la verdad que se agradecen un monton...
La pateada que te has metido es de las que hacen justicia, y un desnivel suficiente hacen de la actividad una dureza bastante fuertecilla... me han encantado las fotos del pinazo ese que está al lado del camino y también las del nacimiento del Guadalquivir... siempre se tiene una sensación especial cuando estás en el nacimiento de un mítico río.
Un saludo y enhorabuena por la actividad, colega...

Eduardo dijo...

Hola Javier, hace tiempo que aunque sigo leyendo tus entradas, no te comento nada en el blog. La verdad es que me he llevado una grata sorpresa del bosque mediterráneo y también de sus montañas, por cierto espectaculares con mucha vegetación, sobre todo pinares, aunque hay muchas zonas con robles (quejigos)y zonas de Tejos, avellanos y bastantes acebedas, que me hacian sentirme un poco como en el norte. También os deseo a vosotros un Feliz Año 2013. Un saludo.

Eduardo dijo...

Hola Chema, pues tienes razón la pateada fue importante, pero como digo sarna con gusto no pica, pues ya me conoces, prefiero hacer la ruta andando que en coche, aunque puedas acceder a parte de ella, con el vehículo, pero la sensación y la vivencia es totalmente distinta. La distancia es grande, el desnivel es grande, pero el hacerlo tranquilamente por una pista, es totalmente distinto a andar monte a través, además pasando dicha pista por todos los lugares que merece la pena visitar en el recorrido programado. Un saludo y el sábado al monte.

Alberto dijo...

Una ruta genial Eduardo. Gracias por acercarnos aquellas montañas a los que no salimos del norte :-)

Eduardo dijo...

No hay de qué, Alberto. Simplemente lo hago porque me gusta conocer nuevos lugares del sur Peninsular, y en la época en la que puedo disfrutar las vacaciones, otoño-invierno, pues me apetece ir a lugares donde las temperaturas, a pesar de estar en una zona montañosa, son más benignas que en nuestra zona del norte. Seguiré poniendo las rutas que hice por el sur e iré intercalando alguna que haga por el norte. Pronto tendreis una nueva modalidad de alcanzar cumbres en MTB, alguna pondré en el blog. Un saludo compañero y haber cuando coincidimos para hacer una invernal.